Cerrar

Historias de Éxito

La Casa de los Trompos

“Elegí Fudo porque puedo emitir comandas desde el teléfono celular”

En diciembre de 2019, a dos semanas de Año Nuevo, La Casa de los Trompos abrió sus puertas y lanzó un concepto que fue bien recibido por sus comensales: cinco sabores de trompos de pastor que la diferenciarían de las taquerías tradicionales.

Ante el advenimiento de la cuarentena del 2020 en México, Andrés Malvar y sus socios tuvieron que enfrentarse a nuevos retos para que el negocio sobreviviera. En paralelo, buscaron estandarizar sus recetas y sofisticar su servicio para brindar una gran experiencia a sus comensales. Gracias a su perseverancia, hoy tienen un restaurante sumamente popular en la colonia de San Rafael, Cuauhtémoc, CDMX.

La casa de los Trompos

Justo antes de inaugurar la taquería —y al comenzar el proyecto con una inversión inicial limitada—, todos los socios acordaron llevar el servicio de una forma más “tradicional”, con comandas de papel y una caja registradora. Sin embargo, Andrés estaba seguro de que esa no era la mejor opción.

Por azar del destino, el socio fundador de La Casa de los Trompos se encontró con Fudo. Supo, entonces, que todas las funcionalidades que el sistema le brindaba para registrar gastos y ventas, junto a la agilidad del software y la posibilidad de emitir comandas desde teléfonos móviles en cuestión de segundos, era lo que su taquería necesitaba.

“La versatilidad que tiene al momento del servicio, fue una de las razones primordiales para manejar Fudo”

La casa de los Trompos

Luego de años incursionando en el ramo gastronómico, Andrés ha depositado todo su conocimiento en cada nuevo negocio. Para él, existen ingredientes infaltables a la hora de gestionar un restaurante: el amor y la pasión por la comida, la creación de platillos y la dedicación al cliente.

Es por eso que los comensales de su taquería disfrutan de un servicio personalizado, rápido y sin errores. Una tarea que, sin dudas, habría sido imposible si no hubieran apostado por la tecnología.

“Yo les diría que pierdan el miedo a la innovación”

¡Ahora es tu turno!

Prueba Fudo y empieza a escribir tu propia historia.